Rincones

Hay veces que necesitamos algún cambio.
Entramos a casa y todo se encuentra en el mismo lugar desde hace ya bastante tiempo.
La mirada está viciada y miramos sin ver, porque todo ya nos parece demasiado familiar. Queremos volver a enamorarnos de nuestro hogar.
Para erradicar esta sensación podemos empezar por redecorar algún rincón. No necesitamos tirar todo, llamar a especialistas y rever el 100% de la habitación.
Simplemente actualizar un espacio, nos hace la diferencia.
Podemos arrancar por la cocina. Podemos preparar una comida especial, poner la mesa linda, sacar toda la artillería que tenemos en vajilla, y hacerla relucir. Junto con un mantel y una comida que invite a pasarlo genial.
También puede funcionar cambiar las cosas de lugar. Probar de rotarlas y ver que nos genera. En esto podemos sumar a nuestros hijos, que suman creatividad sin censuras. Buscar en el sótano o altillo aquello archivado que puede que lo veamos con otra cara. Renovarlo, pintarlo, y combinarlo de nuevo.
Ocuparnos de ese rincón olvidado, sin color, sin nuestro sello. Probá con el sillón, acercale una mesita, una pila de libros que acompañen, sumale eso que te gusta: el florero con flores coloridas que marquen la estación, la manta tejida o que compraste en un viaje. Enmarcá y colgá esa pintura o dibujo que coleccionaste hace años. Agregale un banquito al sofá que invite a leer o descansar más cómodos. Complementá la escena con un almohadón que trajiste de otro lado y la lámpara con una pantalla nueva que te encanta.
Ya está… misión cumplida.
Pilar Nazar Anchorena
PiliDeco!
155 384 9484
www.pilideco.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *